lunes, febrero 22, 2010

Una tarde de formación

Hemos vuelto a tener una sesión de trabajo de formación en centros. El tema de hoy era ir analizando las diferentes actividades que se van realizando en torno al periódico y compartir sobre todo las dificultades.
La primera dificultad surge de que no es un texto cercano a las niñas y niños y menos aún en un barrio de nivel social bajo.
Sin embargo cuando la propuesta de trabajo tiene una cierta funcionalidad y se lee y se escribe con algún objetivo real, todos estaban de acuerdo que el interés de las niñas y niños aumenta.
Paradógicamente algún maestro comentaba que cuando la actividad les gusta son más activas las criaturas más problemáticas.
Si creen que no están trabajando tienen más ganas de hacer las cosas (comenta una maestra), estos niños tienen pocas ganas de trabajar.
Estos y todos, en general el trabajo escolar como tradicionalmente lo entendemos no les gusta a nuestras niñas y niños: hacer dictados, copiar frases para mejorar la letra, rellenar huecos con palabras para completar frases que no tienen nada que ver con sus vidas, contestar preguntas sobre textos que no suelen ser apasionantes..., también nosotros acabaríamos hasta "el gorro" si nos tuviesen una mañana tras otra con ese tipo de actividades, bajo la pretensión de hacernos mejores lectores y mejores escritores.
Sin embargo, escribir para editar un periódico de verdad, redactar las preguntas para una entrevista, escuchar y resumir lo que nos dice la persona entrevistada, leer sobre nuestro barrio, escribir nuestras noticias importantes..., eso es otra historia, para eso si merece la pena leer y escribir, y casualmente, con ese tipo de actividades sí se mejora la lectura y la escritura.
.- Les cuesta mucho escribir y cuando lo hacen apenas escriben dos o tres líneas.- comenta otra compañera.
No lo han hecho nunca, son chicas y chicos que se acercan por primera vez a un periódico, que escriben por primera vez una noticia, ¡es normal que no sepan!
La propuesta que surge en el grupo es trabajar de forma cooperativa.
Las escrituras colectivas parece que dan buen resultado a quienes las ponen en práctica, los textos resultantes son más ricos y sirven de modelo para todos.
También la escritura por parejas se propone como práctica para conseguir mejores textos.
Y sobre todo, retomar las escrituras y mejorarlas. Ponerlas en la pizarra y ver entre todos qué les falta, si responde a todas las preguntas a las que normalmente responde una noticia periodística, si el texto resultante es coherente, si está bien puntuado, si tiene faltas de ortografía.
No tiene porqué mejorarse de golpe en un mismo día, podemos hacer mejoras sucesivas.
...
Nos ha costado mucho llegar hasta aquí como grupo, pero esta tarde me voy muy satisfecha, no solo porque estoy consiguiendo escuchar las opiniones de casi todas las personas, también porque se abre debate, se opina, se comparte.
Las actividades que están resultando son fantásticas y cada vez más creativas. Los mayores han transformado un poema en noticia y el texto resultante ha sido realmente admirable.
Algunas maestras comentan:
.- Cuesta mucho trabajo.
Efectivamente, cuesta mucho trabajo, tanto como el que nos cuesta a nosotros darnos cuenta de que no lo tenemos todo aprendido y que nos queda un largo camino por recorrer.