miércoles, marzo 30, 2016

Nuestros desayunos en el cole



Hoy ha sido el primer día de cole y aunque solo hacía una semanilla que no nos veíamos, nos hemos dedicado nuestros respectivos abrazos mágicos para transmitirnos toda la energía positiva que rebosamos en la clase de 3ºB.
Todas y todos tenían ganas de contar cosas interesantes, viajes más o menos lejos, visitas de familiares, pruebas de trajes de comunión, visitas a las procesiones, comidas en el cortijo...
Así que no nos ha quedado más remedio que dedicar un buen rato al "cotilleo" que con quién ibas, que donde está eso, que si te lo has pasado bien...
Como somos muchos, solo podíamos contar una cosa y el resto se ha quedado para la hora del desayuno, en la que les he dicho que en lugar de leerles yo, les iba a dejar chalar de lo que quisieran.
Mientras lo hacían yo he ido de corrillo en corrillo hasta que he escuchado lo siguiente:
-Siii el hombre viene del mono.
-Jajajaja cómo va a ser el hombre un mono.
- No que el hombre nació del mono.
-Siiii, claro, de un mono va a nacer un hombre.
Yo no puedo evitar colarme en la conversación y digo:
- Claro que no, de un mono no puede nacer un hombre, pero lo que él quiere decir es que los primeros hombres surgen de la evolución del mono, en realidad, los animales han ido evolucionando y no siempre se han mantenido igual.
Entonces la conversación se amplía y alguien dice:
- En la biblioteca tenemos un libro donde se ven todos los hombres primitivos como han ido cambiando y el primero parece un mono. 
Yo les explico un poco más sobre como podría haberse producido esa evolución, y les pregunto:
- Pero bueno, ¿Nadie os había contado antes como se crea el hombre?
Y algunos a la vez contestan:
- Siii, la seño de Religión, que Dios creó a Adán y Eva...
- ¿Y os parece que fue así?
- Nooo, dicen a coro un grupo
En medio de esas voces, uno dice:
- Pero el mundo si que lo creó Dios.
Otro apostilla:
- Nooo fue el Big Bang
Yo pregunto:
-¡Ahhh! ¿Vosotros sabéis que es eso del Big Bang?
Se levantan muchas manos y al final uno se sobrepone a las voces y dice:
-Es que dos rocas que flotaban chocaron y hubo una explosión muy grande y de esa explosión nacieron los planetas.
Bueno eso es una teoría sobre el origen de la Tierra y el universo... y les pregunto ¿Sabéis que es una teoría?
- Noooo
- Pues una teoría es un conjunto de ideas científicas para explicar algo y después hay que demostrarlas si son verdad o no. En la religión os dicen que hay que creer ¿verdad?
- Siiii
- Pues la ciencia nos dice todo lo contrario, que todo debemos de comprobarlo de modo científico y que todo podemos ponerlo en duda y que gracias a eso han ido surgiendo los grandes descubrimienos en el mundo.
¿Vosotros sabéis que hace unos siglos la gente no sabía que la tierra era redonda?
- Siiii, corean y alguien  dice:
- Se pensaban que era plana y el agua se caía por los lados.
Claro y gracias a que alguien lo puso en duda y buscó otras explicaciones hoy sabemos que no es así.
Veo manos levantadas con ese bailecillo de desesperación porque les dejen contar algo importante y veo que ya hemos sobrepasado la hora del desayuno, así que les digo:
- ¡Se acabó el desayuno, que tenemos muchas cosas por hacer!
Oigo algunos ¡joooooo! y me sonrío.
Me encantan estas charlas "no programadas" me hacen redescubrir y verificar mi teoría de que son geniales.
Y nos metemos de nuevo de lleno en el trabajo y al acabar el día cuando me acuerdo, pienso que debería potenciar más este tipo de "charlas informales"




2 comentarios:

Ana Jerez dijo...

Madre mía, me he quedado como si me hubieran quitado la película sin saber el final.... Sois geniales!!!!!

Carmen Cañabate dijo...

Ya sabes Ana, ahora que los hemos convertido en chococharlas puedes presentarnos una cuando quieras.
Besotes