domingo, febrero 07, 2010

Transformar un chiste en cómic


El cómic es uno de los textos que más atrae el interés de los niños por esa mezcla de dibujo y texto que lo hace tan ameno, por este motivo le dedicábamos una secuencia didáctica bimensual durante el curso, permite además trabajar muchos aspectos del lenguaje escrito.
Hemos probado a realizar la secuencia de diferentes maneras, sobre todo debido a nuestra manía de no hacer siempre lo mismo.
Así surgió una manera sencilla de trabajar este texto: transformar un chiste en un cómic.
Previamente al comienzo de la secuencia pedimos a los alumnos que trajeran al menos un cómic cada uno a clase, con lo que incrementamos el número de ejemplares que teníamos en la biblioteca de aula, también incorporamos algunos de la biblioteca del centro.
Con ellos, realizamos distintos tipos de actividades de lectura y análisis del texto, como por ejemplo:
  • Leer cada uno una historieta y contarla después a los compañeros.
  • Leer entre todos, diferentes historias de un mismo personaje y analizar cómo es ese personaje
  • Lectura en voz alta de la maestra sin enseñar los dibujos, para analizar la importancia del dibujo en el cómic.
  • hacer un listado, en parejas, de lo que encontramos en un cómic y hacer una puesta en común, de la que sacaremos una larga lista de cosas que hay en este tipo de texto para poder trabajarlas y utilizarlas cuando nosotros escribamos el nuestro.
  • Buscamos onomatopeyas e inventamos algunas nuevas.
  • En la clase de artística además de analizar los dibujos del cómic: expresión de la cara de los personajes, movimiento, planos, construimos un muñeco articulado de frente y de perfil que nos sirviera de modelo a la hora de dibujar nuestros personajes.
  • Hicimos un listado de personajes para "trabajar sobre las letras".
Paralelamente cada niño fue buscando un chiste para su cómic, los contamos y vimos si eran adecuados para este trabajo,y lo escribimos, así cada uno acabó teniendo su chiste para transformar.
Después en parejas prepararon un guión de trabajo con el número de viñetas a utilizar, los signos cinéticos que serían necesarios y las onomatopeyas que podría utilizar, así como el diálogo que pondría en el cómic.
Esta parte de la actividad,en mi clase, al ser tan pequeños (primero de primaria) lo fueron haciendo cada pareja conmigo, poco a poco.
Una vez hecho todo esto cada niño de forma individual hizo su cómic. Se realizaron las correcciones necesarias y se coloreó.
Con todos los de la clase se hizo un libro de cómic que pasó a formar parte de la biblioteca de aula.
Fué un trabajo muy divertido en el que además de leer un montón, reirnos y escribir muchísimo, hablamos y reflexionamos sobre todas estas cosas:
  • El cómic como tipo de texto y las características que lo diferencian de otros textos:
    • Bocadillos. Tipos y uso.
    • Onomatopeyas.
    • Signos cinéticos.
    • ...
  • El diálogo directo e indirecto y la transformación de uno en otro.
  • Tipos de letra.
  • Los signos de puntuación, especialmente guión y signos de admiración e interrogación.
  • Lenguaje oral: cómo contar un chiste.
  • Tipos de planos “fotográficos”.
  • El dibujo de la figura humana de frente y de perfil. Proporciones.
  • Dibujo del movimiento. Diversas técnicas.
  • ...
Pero la cosa no quedó aquí...